Los científicos aseguran que el suelo de Marte tiene elementos para desarrollar vida