Cuatro civiles muertos en un atentado cometido por un niño suicida de 12 años