Dos coches de la Policía de Nueva York arrollan a un grupo de manifestantes