Lleva el coche al taller y acaba en un río por un fallo en los frenos