El cohete Starship SN9, de Elon Musk, explota en su primer vuelo de prueba a gran altitud