Colau apura el plazo pero retira el lazo amarillo tras la orden de la Junta Electoral Central