Las lluvias torrenciales y los deslizamientos de tierra en el oeste de Colombia dejan casi 20 muertos