El comentario del asesor de McCain sobre las ventajas de un atentado desata la polémica