Los condes de Wessex inician una polémica visita de tres días a Gibraltar