La conmemoración más triste del fin de la II Guerra Mundial: es momento de recordar las frases de Churchill