Voluntarios reparten comida a las familias más pobres en San Diego