El Papa respalda la petición de la ONU de un alto el fuego global para combatir la COVID-19