La Policía italiana vigila desde el cielo que se cumple la cuarentena