Un corrimiento de tierra en un pueblo de Noruega se traga a 12 personas