La corrupción, una lacra mundial que cuesta al año 2,6 billones de euros