Costa roza la mayoría absoluta en Portugal, la derecha se desploma y la ultraderecha irrumpe en la Asamblea