La crecida del río Skagit provoca graves inundaciones en el estado de Washington