Ayeyar, la cría de elefante que pudo salvarse de unos cazadores furtivos