La crisis económica debe ser la prioridad del nuevo Gobierno israelí, según un sondeo