Cuatro muertos tras derrumbarse la grúa que trabajaba en una obra en Seattle