Unas cuatrocientas personas se solidarizan en Madrid con las revueltas en Egipto y Túnez