Decenas de tiburones leopardo invaden la playa de San Diego: los bañistas comparten espacio con ellos