El décimo temporal del invierno azota la costa este de EEUU