Los demócratas tumban dos propuestas republicanas para financiar algunas partidas