Casi 200 muertos por un deslizamiento de tierras en una mina de jade en el norte de Birmania