Obama y Raúl Castro ponen fin a más de cincuenta años de enfrentamientos