Un despiste que pudo acabar en tragedia: se estampa contra su casa al pisar el acelerador en vez del freno