La detención de Fayçay Cheffou, clave para resolver los enigmas del atentado