Detonan 2 grúas que habían quedado peligrosamente inestables tras el derrumbe de un hotel en Nueva Orleans