El director de la Casa Sefarad dice que los judíos en España no 'han salido del armario'