El dirigente opositor Alexei Navalni queda en libertad tras quince días de arresto