Un niño recibe un disparo en la cabeza mientras jugaba al fútbol en Inglaterra