Recorren la distancia entre los dos rascacielos más altos de Moscú sobre un cable tendido en el vacío