Un documental retrata la odisea de un refugiado sirio siete meses en el aeropuerto de Kuala Lumpur