PETA 'se arranca la carne' contra la Semana de la Moda en Londres