El hijo de los duques de Cambridge visita al conejo de Pascua