Los científicos investigan 'contrarreloj' una posible cura contra el ébola