Ecuador declara el estado de excepción e impone toque de queda por la movilización indígena