Los egipcios hacen cola ante los bancos, tras nueve días de cierre