Nueva York vota a oscuras