Dos encapuchados roban piedras preciosas por valor de miles de euros de una joyería parisina