La enfermera en aislamiento forzoso amenaza con romper la cuarentena por ébola