El escándalo amoroso de Hollande no afecta al índice de satisfacción de su mandato