EE.UU. y Rusia evidencian sus diferencias