Las familias de los estudiantes desaparecidos mantienen la esperanza de que estén vivos