Unos 30 estudiantes españoles, retenidos en un hotel de Riviera Maya