Los eurodiputados rechazan congelar sus salarios y dejar de viajar en primera