600 europeos viven en Europa con la orden del ejército islámico de atacar sus países