Algunos evacuados del entrono de Fukushima podrán volver a sus casas en el futuro