Una explosión en una petroquímica de Nigeria acaba con la vida de 13 personas y ocasiona múltiples daños materiales